Osteogénesis imperfecta o la enfermedad de los huesos de cristal

Las personas que sufren osteogénesis imperfecta se caracterizan por tener unos huesos sumamente quebradizos, por eso esta enfermedad tiene el sobrenombre de “huesos de cristal”. Es de origen genético, bien por herencia, bien por mutación genética en el momento de la concepción. Los genes que afectan a la osteogénesis imperfecta están relacionados con la producción de colágeno, que es el responsable de que los huesos se mantengan fuertes. Al no producirse todo el colágeno necesario, la estructura ósea se ve debilitada, los huesos se vuelven quebradizos y se rompen con mucha facilidad, sin una causa aparente. No afecta solo a los huesos, los pacientes también pueden presentar musculatura débil, dientes quebradizos...