Cada día son más los padres y madres que se preocupan por salud de los pies de sus hijos y acuden con ellos a nuestras consultas de Podoactiva. La gran mayoría de estos padres entienden que muchas de las patologías que sufren ellos ahora en su edad adulta vienen producidas por no haber sido controladas durante su infancia. Y efectivamente, así es. La prevención es la clave.

«¿CÓMO PUEDO SABER SI LA FORMA DE PISAR DEL NIÑO ES NORMAL?»; «¿QUÉ TENGO QUE HACER SI NO TIENE SUFICIENTE ESTABILIDAD O CAMINA DE PUNTILLAS?»

En este artículo completo respondemos estas y otras preguntas, tratando temas tan frecuentes como:

  • Evolución de la pisada.
  • Señales que indican que el niño debería visitar a un especialista.
  • Patologías infantiles en los pies más comunes.
  • La importancia de un buen calzado (según la edad y su uso: diario o deportivo)

1- ¿ESTÁ EVOLUCIONANDO CORRECTAMENTE LA PISADA Y LA POSICIÓN DE LAS PIERNAS DE MI HIJO?

En primer lugar, tenemos que recordar que tanto el pie como la pierna de un niño, al igual que su cuerpo en general, van a sufrir una evolución natural en los primeros años de vida. Los padres acuden preocupados por la posición de las piernas que ven en sus hijos pero, en muchas ocasiones, la posición es la normal para su edad.